Hace pocas semanas, conocíamos una nueva actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas, una lista elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en la que se pone de manifiesto el estado de conservación de las diferentes especies de animales y plantas a nivel mundial, asignándoles en diferentes categorías de protección y conservación.

La UICN es una asociación formada por miembros, organizaciones y agencias que lucha por la conservación de la naturaleza y de los recursos naturales, poniendo al alcance de diferentes entidades y sociedades las herramientas y conocimientos necesarios para una correcta protección del medio ambiente. La elaboración de la Lista Roja de Especies Amenazadas es una de estas herramientas.

La Lista Roja de Especies Amenazadas, una herramienta muy útil

La Lista Roja de Especies Amenazadas es uno de los instrumentos principales con los que se determina el estado de la diversidad biológica de la Tierra, y en la que se recogen los aspectos más importantes a tener en cuenta para la protección y conservación de especies gracias a los aportes y estudios de más de 13.000 expertos en la materia.

Es una herramienta técnica de gran importancia, que sirve de criterio orientador para la realización de los catálogos legales de protección de especies. De esta manera, las especies incluidas en esta Lista Roja deberían contar con una categoría de protección legal, basada en criterios científicos, así como con un plan de conservación y/o recuperación. Esta Lista contiene varias categorías, dentro de las cuales sólo tres son consideradas como amenazadas: En Peligro Crítico, En Peligro y Vulnerable.

Tigre siberiano (Panthera tigris). Por Vaclav Sebek | Shutterstock.com
Tigre siberiano (Panthera tigris). Por Vaclav Sebek | Shutterstock.com

La Lista Roja de Especies Amenazadas en la actualidad

El número de especies incluidas en las diferentes categorías de la Lista Roja de Especies Amenazadas cambia cada año. En la actualidad, este número asciende a casi 100.000 especies, de las cuales un 25% se encuentran en peligro de extinción. En este caso, los anfibios y los reptiles son los grupos de animales más amenazados.

Los científicos y expertos que realizan investigaciones y estudios en todo el mundo aportan un flujo constante de nueva información. Este conocimiento mejorado, cuando se efectúa la revisión de las diferentes especies y categorías (se produce cada cuatro o cinco años), puede resultar en la reclasificación de una especie a una categoría mayor (o menor) de amenaza. Pero, ¿cuáles son estas categorías?

Categorías de la Lista Roja de Especies Amenazadas

Las categorías de la Lista Roja de Especies Amenazadas recogen todas las especies que están o pueden estar amenazadas en un futuro cercano, y para las que se recoge la obligatoriedad de evaluar periódicamente su estado de conservación (y la prohibición de afectar negativamente a su situación). Dentro de este listado, encontramos las siguientes:

  • Extinta (EX). Se considera que una especie está Extinta cuando no queda duda alguna de que se ha producido la muerte del último individuo existente. Por ejemplo, el caracara de Guadalupe (Caracara lutosa).
  • Extinta en Estado Silvestre (EW). Una especie se encuentra Extinta en Estado Silvestre cuando sólo sobrevive en cultivo, en cautiverio o como población naturalizada en un medio que no pertenece a su distribución original. Por ejemplo, el órix blanco (Oryx dammah).
Oryx de cuernos de cimitarra. Por GizmoPhoto | Shutterstock.com
Oryx de cuernos de cimitarra. Por GizmoPhoto | Shutterstock.com
  • En Peligro Crítico (CR). Una especie se encuentra En Peligro Crítico cuando se enfrenta a un riesgo extremadamente alto de extinción en estado silvestre en un futuro inmediato. Estas especies presentan este riesgo debido a que sus individuos son pocos en número, están amenazados por el cambio de parámetros ambientales y/o por la depredación. Es el penúltimo de los siete niveles de peligro antes de la extinción, por lo que las especies que están incluidas en esta categoría necesitan urgentemente de un plan de recuperación. Por ejemplo, el lobo rojo (Canis rufus).
  • En Peligro (EN). Una especie se encuentra En Peligro cuando, aun no perteneciendo a la categoría En Peligro Crítico, está igualmente enfrentándose a un riesgo muy alto de extinción en estado silvestre en un futuro cercano. Pertenecen a esta categoría aquellas especies cuya supervivencia es poco probable si continúan los factores causales de su actual situación. Al igual que las especies clasificadas En Peligro Crítico, las especies que se encuentran En Peligro también necesitan de un plan de recuperación: es el caso del lince ibérico (Lynx pardinus).
Lince ibérico persiguiendo a un pájaro. Por Fernando Cortés | Shutterstock.com
Lince ibérico persiguiendo a un pájaro. Por Fernando Cortés | Shutterstock.com
  • Vulnerable (VU). Una especie es Vulnerable cuando no se encuentra En Peligro Crítico o En Peligro, pero se enfrenta a un alto riesgo de extinción en estado silvestre a medio plazo. Las especies en situación Vulnerable son las que han sido clasificadas por la UICN como aquellas con altas probabilidades de convertirse en especies En Peligro si persisten sus principales amenazas. Para esta categoría, se efectúan planes de conservación en lugar de planes de recuperación como en las anteriores. Por ejemplo, el cocodrilo americano (Crocodylus acutus).
  • Casi Amenazada (NT). Especies que no están consideradas como amenazadas, pero que se aproximan a ser calificados como Vulnerables en un futuro próximo. Por ejemplo, la tarántula de anillos rojos (Brachypelma smithi).
Tarántula de anillos rojos (Brachypelma smithi). Por Aleksey Stemmer | Shutterstock.com
Tarántula de anillos rojos (Brachypelma smithi). Por Aleksey Stemmer | Shutterstock.com
  • Preocupación Menor (LC). Las especies que pertenecen a esta categoría no cumplen los requisitos para incluirse en alguna de las categorías anteriores tras ser evaluadas, por lo que no están consideradas como amenazadas. Son especies con un gran número de individuos con grandes distribuciones, y que no se les considera con probabilidades de encontrarse bajo amenaza en un futuro cercano. Por ejemplo, el lémur volador de Filipinas (Cynocephalus volans).

Artículo anteriorEfecto de borde y fragmentación: principales causas de la extinción de especies
Artículo siguienteLos arquitectos más curiosos del mundo animal: estructuras sorprendentes
Soy licenciado en Biología y Educador Ambiental. A lo largo de mi trayectoria profesional he podido llevar a cabo proyectos de distinta índole, tanto medioambientales como educativos. Me gusta comunicar sobre el medio ambiente y contribuir a su conservación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here