Después del artículo anterior sobre “los cinco grandes” de África, decidí examinar más de cerca la vida salvaje africana y la industria del turismo de safaris que genera. Y qué mejor manera de explorar este tema que hablar con un guía de safaris y conservacionista. Alguien que entiende los desafíos que implica el manejo de los recursos naturales de una manera que satisfaga la demanda turística, las necesidades de las comunidades locales y proteja la biodiversidad.

Edward con un joven niala. Instagram @africanheartbeat
Edward con un joven niala. Instagram @africanheartbeat

Este artículo se basa en una serie de entrevistas con el guía sudafricano Edward Smith. Originalmente se formó como guía de safari terrestre y marino y ha trabajado en reservas de caza en las provincias de KwaZulu-Natal y Limpopo durante los últimos 5 años. Además de su papel como guía y guardabosques de la reserva, también fue responsable de la formación de voluntarios en el Programa de Conservación de la Vida Silvestre de Askari y en la “Bhejane Nature Training”.

¿Cuáles son los riesgos de trabajar como guía de safaris?

Trabajando en zonas silvestres, todos y cada uno de los animales con los que te encuentras tienen el potencial de ser peligrosos. Ya sea un pequeño antílope, un león o un elefante, todos los animales salvajes deben recibir el mismo respeto.

Cuando vayas a hacer una caminata, puede que veas una manada de impalas; no es algo que debas temer, pero sí es algo de lo que debes ser consciente, ya que siempre puede haber un león cerca.

La mirada de un joven león macho. Instagram @africanheartbeat
La mirada de un joven león macho. Instagram @africanheartbeat

Como guía de safari, tu trabajo es tomar medidas preventivas para minimizar el riesgo y mantener a tus visitantes seguros. Lo mejor para mí es observar la vida salvaje actuando de forma natural en su propio entorno. Ese es el tipo de experiencia que quiero dar a mis visitantes. Esto implica que debes permanecer a una distancia segura; lo ideal es que el animal que estás observando ni siquiera se dé cuenta de que estás allí. Como mínimo, no debería sentirse amenazado por tu presencia.

Aún así, pueden presentarse situaciones peligrosas y es entonces cuando tienes que confiar en tu propio conocimiento y experiencia para leer las señales y reaccionar en consecuencia. Cada especie tiene una zona de confort, una zona de advertencia y una zona de carga. Un animal casi siempre te avisará antes de cargar, pero, por supuesto, necesitas saber a qué prestar atención.

A menudo los animales, como los elefantes y las jirafas, se acercan sólo para investigar lo que han oído o olido. Si veo que el animal está relajado y sólo tiene curiosidad, no hay problema en permitir que se acerque. Si el animal muestra signos de carga, como regla general, debes hacerte lo más grande posible, hacer tanto ruido como sea posible y nunca, nunca, nunca dar la espalda o huir.

¿Qué actividades de conservación se llevan a cabo en las reservas de caza?

Hay mucho trabajo en el mantenimiento de una reserva. Las actividades de conservación típicas incluyen la realización de patrullas contra la caza furtiva, la limpieza de las trampas colocadas por los cazadores furtivos, el monitoreo y conteo de ciertas especies, la instalación de cámaras trampa, el control de la erosión del suelo y el registro de los datos meteorológicos.

Como parte de nuestro programa de conservación en Askari, los voluntarios nos ayudan con todas estas tareas y, a medida que nos movemos por la reserva, les enseñamos sobre las diversas plantas y la vida silvestre que encontramos, desde el escarabajo de estiércol en el suelo hasta los buitres en el cielo.

Una vista lateral de un rinoceronte blanco, la especie de rinoceronte más grande. Instagram @africanheartbeat
Una vista lateral de un rinoceronte blanco, la especie de rinoceronte más grande. Instagram @africanheartbeat

Me gusta trabajar con voluntarios y estudiantes, ya que hay más tiempo para profundizar. La mayoría de los turistas en safari van de un avistamiento a otro – leones, elefantes, rinocerontes – pero pasan por alto los pequeños detalles de la naturaleza.

¿Cuáles son los diferentes tipos de reservas y parques de caza?

Parques nacionales

Sin duda, el destino de safaris más famoso de Sudáfrica es el Parque Nacional Kruger. Esta extensión de 2 millones de hectáreas, un poco más pequeña que Bélgica, es la más grande de una red de parques administrados por el gobierno llamados SANParks.

En lugares como Kruger, verás leones acercándose a los vehículos. Debido al gran número de visitantes que tiene el lugar, los animales se han «habituado». No son mansos en absoluto, pero han perdido parte de su comportamiento natural.

Una manada de elefantes en el Parque Nacional Kruger. Instagram @africanheartbeat
Una manada de elefantes en el Parque Nacional Kruger. Instagram @africanheartbeat

Reservas privadas

También hay reservas privadas de caza, que son mucho más numerosas que los parques nacionales. Generalmente son mucho más pequeñas, normalmente sólo unos pocos miles de hectáreas, pero combinados cubren un territorio mucho más grande.

Éstas son de propiedad privada, por lo que el tipo de actividad que se realiza dependerá del propietario (o grupo de propietarios). Hay reservas completamente privadas, mantenidas por las familias como refugio silvestre. Hay reservas de caza establecidas para tipos específicos de turismo, como la fotografía de fauna salvaje y la observación de aves.

Un tejedor azafranado macho (Ploceus subaureus), posado orgullosamente sobre su nido. Instagram @africanheartbeat
Un tejedor azafranado macho (Ploceus subaureus), posado orgullosamente sobre su nido. Instagram @africanheartbeat

En otras reservas se llevan a cabo programas de cría, esencialmente de  comercialización de diferentes tipos de especies de caza de las llanuras, como el impala, el ñu y el antílope sable. Una parte importante de las reservas privadas también se utiliza para la caza. Se trata normalmente de caza de herbívoros por su carne, generalmente para hacer biltong, pero también hay mucha caza de trofeos.

¿Turismo y caza van de la mano?

Sí, es necesario imaginar un vasto mosaico de áreas, la mayoría de las cuales están completamente cercadas entre sí. A través de diez reservas vecinas, podría haber cinco para el turismo de vida silvestre y las otras cinco para la caza, una actividad junto a la otra.

Incluso he oído hablar de casos de cría de animales, turismo de fauna salvaje y caza que tienen lugar en el mismo espacio. En un extremo de la reserva puede haber un grupo de turistas en una caminata para hacer fotos y en el otro extremo de la reserva un grupo de cazadores disparando a los animales.

¿Cuál es la extensión de la caza en Sudáfrica?

Este es un tema controvertido y por una buena razón, pero hay formas de caza que son ampliamente aceptadas en Sudáfrica.

Por ejemplo, los cazadores locales tienden a visitar los cotos de caza para matar herbívoros, como el impala. Luego venderán la carne o la usarán para hacer biltong.

Incluso en el caso de las reservas basadas en el turismo, a veces es necesario controlar el número de herbívoros para evitar la sobrepoblación, que provocaría la erosión del suelo, la sobreexplotación de los recursos, la endogamia y la pérdida de hábitat. Una de las formas de hacerlo es a través de la selección.

Típicamente, un ecologista profesional vendrá, observará el área del terreno y la cantidad de recursos (por ejemplo, pasto y árboles), y calculará el número de animales que puede sostener. Algunas reservas optan por llamar a un cazador para que haga el sacrificio, lo que proporciona ingresos que pueden reinvertirse en la reserva.

En las reservas de caza donde he trabajado, los animales sacrificados generalmente van a alimentar a nuestro personal o se ofrecen a la comunidad local. El suministro de carne a la población local puede ayudar a fortalecer las relaciones y reducir el riesgo de caza furtiva.

En mi opinión, estos ejemplos son muy diferentes de los cazadores de trofeos internacionales que vienen a África a cazar a los “cinco grandes”. Pero la caza de trofeos también está muy extendida. Es un importante contribuyente a la economía del país y proporciona miles de puestos de trabajo.

¿Cómo cambiaría la situación?

Muchos de los problemas con las reservas de caza provienen del hecho de que, por muy grandes que sean, son áreas cerradas. Por lo tanto, el equilibrio natural que se encuentra en un ecosistema completamente abierto no es posible. En la naturaleza, las manadas de ungulados viajan grandes distancias para pastar, y sus números son controlados por los depredadores. En las reservas cerradas, se convierte en un acto de equilibrio, la gestión de los recursos y los ratios de los animales.

Sin embargo, antes de la creación de estas reservas privadas, antes de que se levantaran las vallas, las cosas estaban peor. En el pasado, la caza era totalmente incontrolada y no estaba regulada. Los ganaderos y los terratenientes disparaban a tantos animales que cruzaban sus tierras como querían. Las poblaciones de vida silvestre fueron diezmadas.

Hace unos 60 años sólo quedaban alrededor de medio millón de animales de caza. Desde entonces, se ha producido una importante recuperación y ese número ha aumentado a alrededor de 20 millones de animales. El desarrollo de las reservas privadas, incluidas las que permiten la caza, ha desempeñado un papel clave en este progreso.

Todas las reservas privadas están sujetas a una regulación exhaustiva, pero definitivamente hay cosas que yo cambiaría. Si las reservas fueran mayores, eso sería mejor para los animales y también podría ser más sostenible.

Cuando regresé a la universidad, me propusieron crear un corredor natural desde el Parque Kruger hasta Ciudad del Cabo. Esto aún no se ha conseguido, pero este tipo de iniciativa para conectar las reservas existentes para permitir que los animales se muevan libremente es definitivamente el camino a seguir. Desafortunadamente, como con tantas cosas hoy en día, todo se reduce a dinero. Si paga, se queda.


Edward y su socio Ivone planean comenzar su propia compañía llamada African Heartbeat. Su idea es romper con el modelo normal de safari, que se centra en los animales más grandes, pero que de alguna manera se pierden el panorama general. En cambio, quieren dar a la gente la oportunidad de experimentar la naturaleza, comprender la importancia de cada especie y darse cuenta de dónde encajamos nosotros como seres humanos para todos.

Echa un vistazo a la página de African Heartbeat en Instagram para ver más fotografías de la vida salvaje.

Como punto final, somos conscientes de que este artículo toca algunos temas complejos, entre ellos el de la gestión de la vida salvaje y la caza. Ten por seguro que trataremos estos temas con mayor profundidad en un próximo artículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here