La observación de aves, ya sea desde la ventana de la cocina o en mitad de la naturaleza, es algo que disfrutan millones de personas en todo el mundo. Pero, ¿qué es lo que nos interesa tanto de la observación de aves?

Para algunos es sólo una buena excusa para salir ahí fuera y encontrarse con la naturaleza. Para otros, es algo de vital importancia. Y, entre estos dos extremos, podemos encontrar todo tipo de perfiles: desde ecologistas y zoólogos hasta fotógrafos, escritores o aficionados.

Los observadores de aves son como detectives de la naturaleza: exploradores silenciosos y observadores cuidadosos. Son especialmente relevantes este año, ya que 2018 es el año de las ave. ¿Qué mejor razón para salir y encontrar a tu ornitólogo interior?

Sin embargo, justo antes de hacerlo, puedes leer este artículo hasta el final con algunos consejos indispensables para poder observar aves.

¿Qué necesito para empezar?

La respuesta corta es “no mucho”. En su forma más básica, la observación de aves es un pasatiempo maravillosamente flexible. Te sorprenderás de cuántas especies de pájaros puedes encontrar con sólo mantener los ojos y las orejas abiertas.

Lamentablemente, no vas a acercarte lo suficiente para identificar ciertas especies. Por lo tanto, la inversión más importante que tendrías que hacer es en un juego de binoculares o prismáticos.

La buena noticia es que esta es la única herramienta esencial para la observación de aves. La mala noticia es que un set decente no es barato.

Aquí tienes una guía completa de prismáticos de la National Audubon Society.

Primáticos o binoculares y guía de aves. Por 4thebirds | Shutterstock.com
Primáticos o binoculares y guía de aves. Por 4thebirds | Shutterstock.com

 

¿Dónde puedo ir a observar aves?

Si tienes tu propio jardín, un espacio urbano silvestre o incluso una ventana con vistas a un parque, es suficiente para empezar. Toma nota de las diferentes especies, no importa cuán comunes sean.

No hay que ir muy lejos para ver algunas especies realmente interesantes. En lo personal, nunca olvidaré cuando vi a un pico picapinos (Dendrocopos major) pasar volando por delante de la ventana del comedor de mi abuela. ¡Un maravilloso e inconfundible destello de rojo, blanco y negro!

Una vez que hayas agotado tu área local, será la hora de salir ahí fuera. Puedes buscar los parques nacionales o reservas naturales más cercanos, o a cualquier lugar libre de los ruidos del tráfico y de la industria, que enmascaran los sonidos de la naturaleza.

Recuerda, diferentes hábitats atraen diferentes especies, así que trata de variar tus lugares de observación de aves. ¿Qué lugares ricos en vida silvestre tienes cerca? ¿Bosques, páramos, humedales, playas?

Un pico picapinos (Dendrocopos major) en pleno vuelo. Por Tobyphotos | Shutterstock.com
Un pico picapinos (Dendrocopos major) en pleno vuelo. Por Tobyphotos | Shutterstock.com

5 aspectos básicos de la observación de aves

1) Lectura

Antes de salir a observar aves, siempre es bueno tener una idea de lo que puedes encontrarte. Busca información sobre la flora y la fauna local.

Haz una lista de las especies que te gustaría observar y familiarízate con ellas. Su color, tamaño, forma y comportamiento son detalles importantes a tener en cuenta.

All About Birds” es un buen libro por el que empezar tu búsqueda.

2) Vístete apropiadamente

Un buen observador de aves pasa desapercibido. Por lo tanto, además de permanecer tan callado y quieto como sea posible, necesitas pensar en tu ropa. Evita usar colores brillantes.

Además, ten en cuenta que si estás fuera la mayor parte del día, el clima podría cambiar. Lleva ropa extra para todas las condiciones climáticas posibles.

3) Elige tu momento

Has elegido un lugar y estás vestido con colores neutros. Ahora tienes que pensar en el momento oportuno.

A menos que estés buscando aves a las que les gusta tomar el sol (por ejemplo, petirrojos, mirlos y cormoranes), el mejor momento para observar aves es a primera hora de la mañana.

Este período, alrededor del amanecer, es cuando muchas especies de aves cantan más intensamente, culminando en un coro al amanecer.

Una marbella y un cormorán tomando el sol en un árbol muerto sobre los juncos y el agua. Por Marie-Anne AbersonM | Shutterstock.com
Una marbella y un cormorán tomando el sol en un árbol muerto sobre los juncos y el agua. Por Marie-Anne AbersonM | Shutterstock.com

4) Aprender a escuchar

Es muy probable que oigas a un pájaro antes de verlo. De hecho, si puedes reconocer su canto, podrás identificarla sin verla en absoluto.

No te preocupes si no tienes un observadora de aves experimentado/a que te enseñe. Hay muchos recursos “online” con los que puedes aprender.

Por supuesto, lo que escuches puede no ser realmente el canto de un pájaro. Estate atento/a a otros sonidos como picoteos, rascados o agitaciones.

5) Mantenga la distancia

Cuando tienes un pájaro en la mira, es fácil emocionarse y tratar de acercarse lo máximo posible. Si un ave que estás observando se aleja volando es probablemente porque quiere mantener una distancia segura.

Tienes que asegurarte de que respetas esa distancia. No tiene sentido perseguir pájaros; es una carrera que no vas a ganar. Además de eso, es probable que cause estrés innecesario al ave.

Se debe tener especial cuidado si te encuentras con un ave que está anidando, ya que cualquier perturbación podría causar que el ave abandone su nido.

Y eso es todo. Estás listo/a para tu primera sesión de observación de aves. Empaca tus prismáticos, sal ahí fuera y cuéntanos cómo te ha ido.


Zoo Portraits Shop

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here