Los grandes simios y las personas

Todos somos culpables de antropomorfismo. Es algo en lo que Yago se metió cuando se le ocurrió la idea de los Zoo Portraits. Pero -más que con cualquier otro animal- cuando miramos a los simios, nos vemos reflejados en ellos.

La comparación de humanos con grandes simios se ha dado en todo el mundo, dondequiera que hemos entrado en contacto con estos animales. Un claro ejemplo está en los nombres comunes que utilizamos hoy día para denominarlos:

  • Chimpancé – de chimpenzi, la palabra del dialecto Kongo para “mockman”.
  • Orangután – de orang utan en malayo, que significa “persona del bosque”.
  • Gorila – una supuesta palabra africana para “persona peluda” encontrada en el relato griego de Periplo de Hannón, el explorador cartaginés.
Madre e hijo de Bonobo en su hábitat natural. El Bonobo ( Pan paniscus), antes denominado como chimpancé pigmeo. Democratic Republic of Congo. Africa. Por Sergey Uryadnikov | Shutterstock.com
Madre e hijo de Bonobo en su hábitat natural. El Bonobo ( Pan paniscus), antes denominado como chimpancé pigmeo. Democratic Republic of Congo. Africa. Por Sergey Uryadnikov | Shutterstock.com

Similitud genética

Los grandes simios no sólo se parecen a nosotros, sino que también actúan como nosotros. Los chimpancés, por ejemplo, forman grupos de familia extendida, usan herramientas y aprenden socialmente unos de otros. Presentan rasgos distintivos de personalidad y son capaces de una cognición compleja, relacionada con el reconocimiento, la reciprocidad y la empatía.

En realidad, es bastante simple: parecen y actúan como humanos porque, genéticamente hablando, son notablemente similares a nosotros. Un estudio de los genomas humanos y del chimpancé indicó una diferencia de sólo el 1,2%. Los bonobos también están estrechamente relacionados con los humanos, mientras que los gorilas y otros simios africanos son aproximadamente un 1,6% diferentes.

Lo que resulta sorprendente es que chimpancés, bonobos y humanos muestran la misma cantidad de diferencias genéticas respecto a los gorilas. En otras palabras, el ADN de los chimpancés está más cerca del nuestro que el de los gorilas. Vale la pena recordarlo porque al final, lo mires como lo mires, ¡somos grandes simios!

Prosimios, monos y simios
Prosimios, monos y simios

La vida de un chimpancé – en números

4 es el número de subespecies reconocidas de chimpancé: el central, el occidental, el oriental y el de Nigeria-Camerún. Antiguamente los bonobos eran considerados como chimpancés pigmeos. Si bien pertenecen al mismo género (Pan), en realidad son una especie separada.

300.000 es el número aproximado de chimpancés que quedan en estado silvestre. Viven en bosques y sabanas de África occidental y central. Sin embargo, otras estimaciones realizadas apuntan a casi la mitad de esta cifra.

15-80 es el rango de tamaño de las comunidades de chimpancés. Forman sociedades de fusión-fisión, lo que significa que, aunque pueden pertenecer a un grupo grande, tienden a dividirse en grupos más pequeños para algunas actividades. Esto incluye la búsqueda de comida y dormir.

6-8 horas es la cantidad de tiempo que los chimpancés pasan buscando alimento cada día siendo más activos en la madrugada y al final de la tarde. Su dieta consiste en frutas, hojas, miel, insectos, y ocasionalmente huevos y carne.

Chimpancé común - Pan troglodytes - at Kibale Forest National Park, Rwenzori Mountains, Uganda, Africa. Pic by Robin Nieuwenkamp | Shutterstock.com
Chimpancé común – Pan troglodytes – at Kibale Forest National Park, Rwenzori Mountains, Uganda, Africa. Pic by Robin Nieuwenkamp | Shutterstock.com

202-261 días es el rango del período de gestación del chimpancé, sólo un poco menos que el de los humanos. Los chimpancés bebés se independizan alrededor de los 6 años de edad. Después de esto, ya en la adultez, continúan pasando una cantidad considerable de tiempo con sus madres.

16 es la edad a la que los chimpancés alcanzan la edad adulta.

35-40 es el número de años que un chimpancé puede vivir en estado silvestre. En cautiverio, sin embargo, los chimpancés pueden alcanzar más de 70 años de edad.

350 es el número de palabras del vocabulario de Washoe, un chimpancé cautivo, a quien se le enseñó el Lenguaje de Señas Americano.

1.5 es el grado en que los chimpancés son más fuertes que los humanos. Son más fuertes que nosotros, pero no tanto. Normalmente pensamos que los chimpancés tienen una mordedura súper poderosa. De hecho, aunque los humanos tienen mandíbulas relativamente pequeñas, nuestros músculos maxilares son altamente eficientes, produciendo una fuerza similar a la de los chimpancés.

GuardarGuardar

Zoo Portraits Shop

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here