Dentro de la genética hay muchas áreas de investigación, cada una de las cuales influye en nuestras vidas de una manera diferente. Desde la ingeniería genética de animales y plantas hasta la terapia génica en tratamientos médicos, pasando por la utilización del ADN en la elaboración de perfiles genéticos.

La agricultura, la medicina y la seguridad son sólo algunas de las áreas de aplicación. Pero, ¿cómo se puede utilizar la genética y la genómica para beneficiar a la fauna salvaje?

Mientras los científicos celebran la exitosa secuenciación del genoma de las águilas reales, veremos lo que este avance significa para su conservación.

¿Puede la genómica de conservación realmente ayudar a revertir la pérdida masiva de especies?

Los albores de la genética

¿Dónde empezó todo? La aparición de la genética se remonta a mediados del siglo XIX, en un monasterio moravo. Gregor Mendel era un monje residente y un botánico entusiasta. A través de su trabajo experimental con la hibridación de plantas de guisante, logró establecer las primeras reglas de la herencia genética.

La importancia de sus hallazgos no se reconoció hasta mucho más tarde. A principios del siglo XX sus leyes fueron redescubiertas y verificadas por otros científicos, marcando el punto de partida de la era moderna de la genética.

Genética vs genómica

Estos son dos términos que a menudo (e incorrectamente) se usan indistintamente. Aquí hay dos definiciones cortas para aclarar las cosas:

La genética es el estudio de genes individuales en organismos vivos y su papel en la forma en que los rasgos o condiciones se transmiten de una generación a la siguiente.

La genómica es un término que describe el estudio de todas las partes de los genes de un organismo.

Proyecto Genoma Humano

U.S. Department of Energy, Human Genome Project
U.S. Department of Energy, Human Genome Project

Como sabes, hay 23 pares de cromosomas en el genoma humano. En 1990, los científicos comenzaron a trabajar en el Proyecto Genoma Humano con el objetivo de secuenciar nuestro genoma. Por secuenciación entendemos la determinación del orden exacto de las bases en una cadena de ADN.

En 2003, el genoma humano estaba completamente secuenciado, lo que abriría el camino a nuevas investigaciones, especialmente en el campo de las ciencias médicas.

25 Proyecto Genomas

Desde la histórica finalización del genoma humano, los científicos han comenzado a investigar genomas de otras especies. El Wellcome Sanger Institute ha jugado un papel clave, secuenciando los genomas de peces cebra, cerdos, gorilas, mosquitos y muchos otros.

Un gorila plateado de montaña en una selva tropical de Ruanda. Por Onyx9 | Shutterstock.com
Un gorila plateado de montaña en una selva tropical de Ruanda. Por Onyx9 | Shutterstock.com

Su última iniciativa se llama Proyecto 25 Genomas. El objetivo es secuenciar los genomas de otras 25 especies, que representan cinco áreas clave de la biodiversidad en Gran Bretaña. El primero de ellos se completó esta semana: el águila real.

Genómica de la conservación en las noticias

El anuncio de la secuenciación del genoma del águila real atrajo la atención de los medios de comunicación. Como informó la BBC, el estudio podría ser “un cambio en la conservación de esta especie“.

Con alrededor de 300.000 águilas reales en el mundo y alrededor de 10.000 parejas viviendo en Europa, estas aves no se enfrentan a la extinción en un futuro próximo. De hecho, la especie figura en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN como ‘preocupación menor’.

Entonces, ¿por qué centrarse en el águila real?

Bueno, es ciertamente una especie icónica y es probable que genere más interés público que, digamos, un tritón. Pero también hay una razón menos cínica que esa.

Mientras que la población mundial de águilas reales es estable, sólo hay 508 parejas reproductoras en el Reino Unido, que en su mayoría están restringidas a las Tierras Altas e Islas escocesas. Este es precisamente el tipo de contexto ecológico en el que se puede aplicar la genómica de la conservación.

Un águila real se prepara para aterrizar en el tocón de un árbol. Por Ian Duffield | Shutterstock.com
Un águila real se prepara para aterrizar en el tocón de un árbol. Por Ian Duffield | Shutterstock.com

Como explica el Dr. Rob Ogden, Jefe de Conservación Genética de la Universidad de Edimburgo:

“Con la secuencia del genoma del águila real, podremos comparar las águilas que están siendo reubicadas en el sur de Escocia con las que ya están en el área para asegurar que estamos creando una población genéticamente diversa.”

He aquí un ejemplo de cómo la genómica puede ser usada como una herramienta dentro de un esfuerzo de conservación más amplio. Sin embargo, debemos tener cuidado de no entusiasmarnos demasiado; no es una solución definitiva.

En el caso del águila real, un superpredador, las especies reubicadas sólo prosperarán si su hábitat es propicio para su supervivencia.


Zoo Portraits Shop

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here