Hoy en día, el 55% de la población mundial vive en zonas urbanas y, para 2050, se espera que la proporción alcance el 68%. La urbanización puede aportar grandes beneficios, como el acceso a la educación, la asistencia sanitaria, el empleo y los servicios sociales. Sin embargo, también podría causar una desconexión entre “nuestro mundo” y el mundo natural.

Doble exposición de paisaje de una ciudad sobre un fondo verde de naturaleza. Por Werayuth Tes | Shutterstock.com
Doble exposición de paisaje de una ciudad sobre un fondo verde de naturaleza. Por Werayuth Tes | Shutterstock.com

Algunos países han perdido hasta el 75% de los insectos voladores en las últimas tres décadas. Los efectos de la agricultura, de la tala y de las especies invasoras se traducen en que el 40% de las especies de aves en todo el mundo están ahora en declive. Y los murciélagos enfrentan un destino similar, con un tercio de las especies listadas por la UICN como amenazadas (vulnerables, en peligro o en peligro crítico) o con datos deficientes.

Aquellos que vivimos en las ciudades podemos estar cegados ante este declive constante de la biodiversidad. Incluso para aquellos de nosotros que frecuentemente nos adentramos en la naturaleza, podemos sentir que somos incapaces de revertir esta preocupante tendencia.

Como escribió Yago en su artículo “Más allá del veganismo: Capitalismo, feminismo y auto-conciencia“, hay muchos cambios que podemos hacer para vivir de manera más sostenible. También hay algunas maneras prácticas de dar la bienvenida a la vida silvestre en el entorno urbano.

¡Actúa, sé creativo y reconéctate con la naturaleza!

Espacios urbanos salvajes

Si tienes la suerte de tener un jardín, hay varias maneras de crear áreas silvestres. Puedes construir un pequeño estanque para anfibios, plantar árboles o convertir parte de tu césped en un prado de flores silvestres.

¿Y si no tengo jardín?

En las ciudades el espacio al aire libre es a menudo un premio, así que necesitas poder trabajar con lo que tienes. Con un poco de imaginación, creatividad y trabajo duro, incluso un patio, un balcón o la repisa de una ventana puede convertirse en un pequeño refugio para la naturaleza.

Plantar un jardín vertical

La vegetación es el punto de partida de la mayoría de los ecosistemas y un jardín vertical es una buena manera de crear tu propio espacio verde. Elige un lugar abrigado y soleado y selecciona las plantas que se adapten a tu clima local.

Para atraer a los polinizadores, como las mariposas y las abejas, es necesario proporcionarles una fuente de néctar o polen. Las flores con una estructura simple y plana (por ejemplo, los geranios o los cosmos) son las más fáciles para alimentar a los insectos. Trata de colocar cada planta en grupos, para que el color y el olor sean fáciles de detectar.

Si lo que quieres es atraer polillas, una fuente de alimento para los murciélagos, debes seleccionar flores que liberen su aroma por la noche (por ejemplo, madreselva o jazmín).

Hay cientos de diseños de jardines verticales en Pinterest. Pero aquí está nuestra selección de soluciones simples para un jardín vertical de bajo costo.

…con paletas

Dos palets de madera, ligeramente modificados para cultivar plantas hortícolas. Por Carl Stewart | Shutterstock.com
Dos palets de madera, ligeramente modificados para cultivar plantas hortícolas. Por Carl Stewart | Shutterstock.com

…con bolsillos

  • Reutiliza o compra un organizador de zapatos colgante.
  • Fíjalo a una pared exterior.
  • Llena los bolsillos con tierra y empieza a plantar.
Bolsillos, jardín vertical. Por Annara | Shutterstock.com
Bolsillos, jardín vertical. Por Annara | Shutterstock.com

…con botellas

  • Recoge 10-12 botellas de plástico grandes con sus tapones.
  • Corta una sección de cada botella (ver foto).
  • Fija cada botella a una cerca con abrazaderas de alambre o cable.
  • Si no tienes una valla, puedes colgarlos en un cuerda de tender.
  • Llena las botellas con tierra y empieza a plantar.
Plantar flores y verduras en recipientes de plástico que hayan sido reutilizados. Jardín vertical. Por Aisyaqilumaranas | Shutterstock.com
Plantar flores y verduras en recipientes de plástico que hayan sido reutilizados. Jardín vertical. Por Aisyaqilumaranas | Shutterstock.com

Crear un hotel de insectos

Un hotel de insectos es cualquier tipo de estructura hecha para proporcionar refugio a insectos como mariquitas y mariposas. Esto les da un lugar para esconderse, poner sus huevos e hibernar en el invierno. Lo bueno de los hoteles para insectos es que se pueden crear con casi cualquier cosa.

¿Por qué son tan importantes los insectos?

Como Peter Marren escribe en Bugs Britannica, “no sobreviviríamos sin ellos. No sólo polinizan nuestras flores y cultivos, sino que son la piedra angular de los ecosistemas, las criaturas que generan los ciclos y las telarañas de la tierra viviente”.

¡Así que lo menos que podemos hacer es ofrecerles un alojamiento decente! Aquí tenéis un vídeo de la RSPB para mostraros cómo se hace.

Construye una caja de murciélagos

Si te gusta la idea de albergar vida silvestre y estás buscando un proyecto más desafiante, ¿por qué no construir una caja para murciélagos?

No importa lo bonita que sea, los murciélagos no se mudarán a una caja si se encuentra en una concurrida calle del centro de la ciudad. Una caja amiga de los murciélagos debe ser colocada por lo menos a 3m del suelo, no a más de 7 u 8 m de las ramas de los árboles más cercanos. Los mejores resultados se obtienen en áreas de hábitats diversos, preferiblemente con un arroyo, río o lago cerca.

Sin embargo, incluso si no vives en un lugar que coincida con esa descripción, puedes hacer una caja de murciélagos para un amigo que sí viva en lugar así. ¡Es el regalo perfecto para un amante de la naturaleza!

He aquí una guía visual de The Wildlife Trusts para empezar.

Cómo hacer una caja para murciélagos
Cómo hacer una caja para murciélagos

Sacar agua para las aves y las abejas

Esta acción final puede parecer obvia, pero no sólo nosotros los humanos necesitamos beber más en los meses de verano. Para las aves y las abejas, tener acceso al agua dulce es esencial para su supervivencia.

Además de beber agua, las aves saltan y se lavan para deshacerse de los parásitos. Por otro lado, las abejas, que no son conocidas por su habilidad para nadar, probablemente se ahogarán si se caen.

Por lo tanto, es muy importante sacar los contenedores con una superficie áspera. En lugar de una tina de plástico, trata de usar una terracota vieja. También es una buena idea colocar algunas piedras o trozos de madera en el borde del plato, para que los insectos tengan una salida.

Abejas y avispas bebiendo agua para refrescarse frente al calor. Por Vanessa Becker-Miller | Shutterstock.com
Abejas y avispas bebiendo agua para refrescarse frente al calor. Por Vanessa Becker-Miller | Shutterstock.com

Para obtener más información sobre la jardinería de vida silvestre puedes echar un vistazo a la serie completa de guías de Wild About Gardens.


Zoo Portraits Shop

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here