La abrumadora biodiversidad de la Tierra.

Se estima que en nuestro planeta pueden existir hasta 50 millones de especies de seres vivos. De todas ellas, se han descrito 1,9 millones hasta la fecha siendo 1,5 millones animales. Cada año se descubren miles de especies nuevas y se aportan más datos a los registros taxonómicos y bases de datos existentes. Todo este conjunto forma la biodiversidad de la Tierra.

Pues bien, imaginad ahora una de esas especies. Se necesitan, en muchos casos, millones de generaciones para que evolucione y convertirse en una nueva especie. Entender la magnitud de algo así es importante para valorar lo que implica la extinción. Extinciones en ocasiones naturales, pero en otras causadas directamente por acciones humanas. La explotación agropecuaria y forestal, la contaminación, la introducción de especies no autóctonas, la caza furtiva, deportiva y comercial, el tráfico de especies o el control de plagas son algunos de los factores que nos convierten en el principal riesgo para los animales que habitan nuestro planeta.

Existen estimaciones que afirman que para el año 2100 la mitad de las especies de nuestro planeta habrán desaparecido si no se dan cambios significativos en el comportamiento humano. Millones de años y generaciones destruidos en apenas un suspiro de la historia evolutiva.

Lista roja de especies amenazadas de la IUCN.

La IUCN (International Union for Conservation of Nature) es la organización dedicada a la conservación de los recursos naturales. De entre todo el trabajo que esta organización desarrolla, cabe destacar su lista roja de especies amenazadas. En ella se encuentran las especies animales catalogadas según su estado de conservación, haciendo hincapié en aquellas que están en peligro de extinción para así poder promover su conservación. Lamentablemente en muchos casos tal esfuerzo no es suficiente y las especies más castigadas terminan por extinguirse.

Conocemos al rinoceronte negro, el tigre de Java o incluso el lobo de Tasmania, pero pocos saben que cada día desaparecen unas 150 especies de seres vivos de la tierra por culpa del hombre. Una cifra extremadamente alarmante y de pérdida masiva que no se daba desde la gran extinción de los dinosaurios.

Las víctimas

Existen en la actualidad casi 20.000 especies animales en peligro de extinción y en las últimas décadas ya han desaparecido 79 mamíferos, 23 reptiles, 36 anfibios y 134 aves. Estas son algunas de ellas:

Lobo de Tasmania

Causas principales: Caza intensiva, enfermedades, la introducción de los perros y la reducción del hábitat natural por parte del hombre.

Cuaga

Causas principales: Caza exhaustiva de ejemplares y posterior exterminio por parte del hombre.

Paloma Migratoria

Causas principales: Caza masiva para obtener su grasa y convertirlas en pienso para animales domésticos. Posteriormente la reducción de sus hábitats.

Sapo dorado

Causas principales: Cambio climático y calentamiento global, enfermedades causadas por un hongo, la polución del aire y un incremento de la radiación.

Foca Monje del Caribe

Causas principales: Caza masiva por su piel, carne y grasa y posterior exterminio para favorecer la pesca de la zona.

Bucardo

Causas principales: Caza masiva como trofeo.

Tigre de Java

Causas principales: Reducción de su hábitat, caza furtiva para tráfico de pieles y disminución de sus presas.

Oso pardo mexicano

Causas principales: Exterminio por parte del hombre para proteger sus ganados.

León marino japonés

Causas principales: Deterioro de su hábitat y la sobrepesca para extraer su piel y aceite.

Rinoceronte negro occidental

Causas principales: Caza furtiva.