Las aves conforman una clase de animales vertebrados con más de 18.000 especies distintas. Entre las particularidades comunes a todas ellas, quizá la más característica sea el pico. Todas las aves poseen uno, pero cada especie ha evolucionado adaptándolo al entorno para mejorar sus funciones. Funciones que pasan por alimentarse, defenderse, aparearse, regular la temperatura corporal o construir nidos.

Clasificar los diferentes tipos de picos que existen no es una tarea fácil. Las adaptaciones de éstos son muy diversas y en algunos casos tan específicas que resulta difícil agruparlos.

Pero, ¿qué es exactamente un pico?

En términos de biología, se trata de un tipo de boca donde los maxilares (mandíbulas) están cubiertos por una capa córnea (de queratina, al igual que las uñas o el cuerno de un rinoceronte) con ausencia total de dientes. Es característica de las aves aunque existen otros animales que también lo poseen. Entre ellos están los ornitorrincos y equidnas (mamíferos monotremas), las tortugas o algunos cefalópodos, como los calamares.

¿Qué tipos de picos existen?

Por lo general, los picos de las aves se pueden agrupar según el tipo de morfología adaptada a la ingesta y obtención de alimentos. Existen, en estos términos, dos tipos de aves: Generalistas, que emplean diversas técnicas para obtener alimentos, cuyos picos no presentan formas específicas. Y especialistas, cuyos picos se han adaptado a una sola manera de obtener los alimentos, o en otros casos, aparearse o construir nidos. Dentro de los picos especialistas, los principales grupos son:

Aves carnívoras

Las aves que se alimentan de vertebrados poseen picos fuertes y con la parte superior en forma de gancho que sobresale de la parte inferior, fuertemente anclados al cráneo. Utilizan el mismo para poder desgarrar y tirar de la carne de sus presas. Las aves rapaces como águilas y halcones, y las carroñeras como los buitres son un claro ejemplo de ello.

De hecho, según un estudio, estas aves son las únicas cuyo pico no depende de la adaptación a los hábitos alimenticios, sino del tamaño de las mismas, siendo muy poco variada la forma del pico entre las diversas especies que forman el grupo.

Primer plano de un águila calva. Por Bald eagle beak | Shutterstock.com
Primer plano de un águila calva. Por Bald eagle beak | Shutterstock.com

Aves granívoras

Este grupo de aves se alimentan principalmente de semillas. Poseen, en muchos casos, un pico corto y robusto que termina en forma cónica y que les permite romper las semillas. Jilgueros, gorriones y canarios serían un buen ejemplo.

Jilguero en un árbol de Rowan. Por El Coronesta | Shutterstock.com
Jilguero en un árbol de Rowan. Por El Coronesta | Shutterstock.com

Aves frugívoras

Aunque se alimentan de frutos, ya sean carnosos o secos, estas aves también pueden alimentarse de semillas, al igual que las granívoras. Sus picos están especializados para manipular los frutos, de los cuales obtienen la pulpa y/o la semilla. Suelen presentar un pico corto y curvo en la parte superior, con una punta especializada en extraer la parte comestible de las semillas.

El pico en el maxilar inferior es plano y afilado, preparado para partir los frutos más duros. Además, son las únicas aves capaces de mover la parte superior del pico de manera independiente, permitiéndoles ejercer más fuerza, ya sea para partir cáscaras y frutos o sujetarse a las ramas. Loros, periquitos, cacatúas y guacamayos estarían dentro de este grupo.

Primer plano de guacamayo jacinto. Por duangnapa_b | Shutterstock.com
Primer plano de guacamayo jacinto. Por duangnapa_b | Shutterstock.com

Aves insectívoras

Existen diversas formas de cazar insectos. En el caso de las aves que cazan insectos al vuelo y con la boca abierta, el pico suele presentar una forma corta, ancha y plana. Un ejemplo son la golondrina y el vencejo. Otras prefieren atrapar los insectos cuando están en reposo y presentan picos cortos, finos y rectos, como el abejarruco o el petirrojo.

Aquellas que extraen los insectos e invertebrados de la tierra, como la abubilla, tienen picos finos y alargados que introducen en el suelo. Finalmente, aquellas que agujerean la corteza de los árboles para sacar las larvas, como los pájaros carpinteros, poseen un pico recto y muy fuerte que les permite golpear la corteza para perforarla.

Abejaruco carmesí o abejarruco carmín norteño (Merops nubicus). Este pájaro africano se alimenta principalmente de abejas y otros insectos voladores, como saltamontes y langostas. Por Kletr | Shutterstock.com
Abejaruco carmesí o abejarruco carmín norteño (Merops nubicus). Este pájaro africano se alimenta principalmente de abejas y otros insectos voladores, como saltamontes y langostas. Por Kletr | Shutterstock.com

Aves limícolas

Se trata de aves acuáticas que poseen picos largos con diversas formas y, generalmente flexibles, adaptados para rebuscar invertebrados en el fondo de charcos y humedales manteniendo la cabeza fuera del agua. La cigüeña o la espátula serían un ejemplo de este tipo de aves.

Espátula rosada en una laguna a punto de echar a volar. Por jo Crebbin | Shutterstock.com
Espátula rosada en una laguna a punto de echar a volar. Por jo Crebbin | Shutterstock.com

Aves piscívoras

Estas aves se alimentan de peces que atrapan lanzándose al agua. En la mayoría de casos presentan picos grandes, fuertes y abombados en la punta (o con protuberancias dentadas) para evitar que se escurran y escapen sus presas. Un ejemplo son las gaviotas y los albatros. En otros casos, como los pelícanos, pueden presentan una bolsa flexible en la parte inferior del pico, donde pueden almacenar los peces una vez atrapados junto a grandes bocanadas de agua.

Albatros de las Galápagos (Phoebastria irrorata) sentados cerca de un polluelo, Islas Galápagos. Por leospek | Shutterstock.com
Albatros de las Galápagos (Phoebastria irrorata) sentados cerca de un polluelo, Islas Galápagos. Por leospek | Shutterstock.com

Aves filtradoras

Poseen picos anchos y planos, y en algunos casos, como los flamencos, con formas muy especializadas en la obtención de alimento del fondo de humedales. Estos picos poseen un sistema del filtrado por el cual, el ave elimina el agua y los minerales que atrapan del fondo acuático empujando con la lengua, separando los organismos de los que se alimenta. Cisnes y patos están en este grupo.

Primer plano de un flamenco rosa. Por Jolyon Rogers | Shutterstock.com
Primer plano de un flamenco rosa. Por Jolyon Rogers | Shutterstock.com

Aves nectarívoras

Estas aves se alimentan del nectar de las flores, introduciendo su pico en ellas y accediendo al mismo. Suelen presentar picos finos y alargados, aunque las formas pueden ser muy dispares dependiendo de las flores de las cuales se alimentan. Existen algunas especies de colibries que se alimentan de flores inaccesibles a la mayoría de animales, convirtiéndolos en los principales polinizadores de las mismas, y dependiendo ambas mutuamente en una simbiosis perfecta.

Colibrí Ermitaño Verde con fondo de bosque, Costa Rica. Por Karel Cerny | Shutterstock.com
Colibrí Ermitaño Verde con fondo de bosque, Costa Rica. Por Karel Cerny | Shutterstock.com

Los picos más raros de las aves

La anterior, es una clasificación muy general, basada en la alimentación de las distintas especies y describiendo unos patrones que no siempre se cumplen. De hecho, algunas especies de aves poseen picos muy extraños adaptados a funciones específicas y que les dan un aspecto único y fascinante.

El chorlitejo piquituerto neozelandés es el único pájaro capaz de mover su pico hacia un lado para atrapar efímeras en los ríos. El batará piquicurvo posee un pico curvo invertido (hacia arriba) que le permite atrapar presas diminutas. El pico de tijera es el único ave con la parte inferior del pico más larga que la superior. Ésto le permite atrapar peces arrastrando el pico por el agua mientras vuela. El zarapito americano tiene un pico más largo que el cuerpo y los impresionantes tucanes utilizan su enorme pico de manera termoreguladora.

Existe una especie de pinzón que tiene las dos partes del pico curvas y que no encajan, lo que les ayuda a extraer las semillas de las piñas. El picozapato posee un enorme pico escamoso con el que puede triturar casi cualquier cosa, incluídos pequeños vertebrados. El cálao rinoceronte posee una protuberancia sobre su pico que le ayuda a amplificar los sonidos y los frailecillos machos tienen picos muy coloridos y adornados que les ayudan a atraer a las hembras.

Un picozapato (Balaeniceps rex). Por Hanjo Hellmann | Shutterstock.com
Un picozapato (Balaeniceps rex). Por Hanjo Hellmann | Shutterstock.com

Además, los colibríes con picos adaptados a ciertas flores, los pelícanos con sus grandes bolsas y los flamecos y las espátulas con sus raras formas filtradoras completan esta pequeña lista con algunos de los picos más curiosos del mundo de las aves.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here