“La probabilidad de la vida es ínfima. De momento sólo se conoce en este extraño y recóndito rincón del universo.”

“Asimismo, la probabilidad de existir es infinitamente más baja que la de no existir y cada forma de vida responde a una irrepetible suma de improbabilidades que se han ido añadiendo a los largo de centenares de millones de años. Por tanto, existir es una proeza cósmica. ¿Por qué salvar una especie de nuestra fauna? Sólo por eso, porque existe, por salvar esta proeza.”

Museo de Ciencias Naturales de Madrid