En las raras ocasiones en que los principales medios de comunicación hablan de anfibios, la cobertura tiende a adoptar un tono sensacionalista. Incluso cuando el objetivo de una noticia es poner de relieve un tema importante como la amenaza de extinción, el titular busca invariablemente conmocionar: “Los anfibios más extraños del mundo”.

Obviamente, algunas especies captan la atención del público en formas que otras no pueden. Por ejemplo, cuando un niño de Kioto se encontró con una salamandra gigante en el trayecto de camino a casa desde la escuela, era inevitable que se convirtiera en noticia. El título de clickbait era obvio: “La aparición de un monstruo semiacuático gigante”.

Raro, sorprendente y notable – sí – pero dejemos lo’raro’ y enfoquémonos en lo que hace que estas especies sean tan especiales.

Este diverso orden de anfibios (Urodela) cuenta con más de 600 especies individuales, cada una fascinante a su manera.

Bienvenido al maravilloso mundo de las salamandras!

Especies de referencia en el mundo

Cuando oímos la palabra salamandra, la mayoría de nosotros imaginamos una de estas tres especies:

Si estás leyendo esto en Europa, lo más probable es que te imagines a la salamandra común. De color negro con marcas de color amarillo brillante y unos 15-25 cm de largo, esta salamandra se encuentra en todo el sur y centro de Europa. El vivo colorido sirve como señal aposemántica, advirtiendo a los depredadores potenciales de su toxicidad.

Salamandra común (Salamandra salamandra). Por Bildagentur Zoonar GmbH | Shutterstock.com
Salamandra común (Salamandra salamandra). Por Bildagentur Zoonar GmbH | Shutterstock.com

En el hemisferio occidental, común en gran parte de Norteamérica, está la salamandra tigre. Esta especie pertenece a la familia de las salamandras topo (Ambystomatidae). En la naturaleza, viven en madrigueras subterráneas y rara vez se las ve al aire libre. Sin embargo, se han convertido en una mascota popular en los Estados Unidos que en cautiverio pueden vivir hasta 25 años.

Salamandra tigre (Ambystoma tigrinum). Por reptiles4all | Shutterstock.com
Salamandra tigre (Ambystoma tigrinum). Por reptiles4all | Shutterstock.com

Otro miembro bien conocido de la familia de las salamandras topo es el ajolote, en peligro crítico de extinción, también conocido como el “pez caminante mexicano”. Pero aunque esta especie es endémica de México y suele caminar por el fondo de los lagos, ciertamente no es un pez.

Es un ejemplo de un anfibio neoténico, lo que significa que llega a la edad adulta sin sufrir metamorfosis. Una indicación de esto es que, en lugar de que les crezcan los pulmones como la mayoría de las otras salamandras, mantienen las branquias externas a los lados de la cabeza.

Axolotl (Ambystoma mexicanum). Por Lapis2380 | Shutterstock.com
Axolotl (Ambystoma mexicanum). Por Lapis2380 | Shutterstock.com

10 familias de salamandra

Las salamandras han existido desde el período jurásico tardío. En todo ese tiempo han evolucionado de diferentes maneras, en diferentes partes del mundo, para llenar diversos nichos ecológicos. En cuanto a la taxonomía, hay 10 familias de salamandra. Aquí están, junto con sus nombres comunes.

FamilyCommon names
CryptobranchidaeSalamandras gigantes
HynobiidaeSalamandras asiáticas
AmbystomatidaeSalamandras topo
AmphiumidaeAnfiumas
DicamptodontidaeSalamandras gigantes del Pacífico
PlethodontidaeSalamandras apulmonadas
ProteidaeProteos
RhyacotritonidaeSalamandras olímpicas
SalamandridaeTritones y salamandras verdaderas
SirenidaeSirenas

Salamandras vs. tritones

Tengo un interés particular en los nombres que le damos a la fauna silvestre, de dónde provienen estos nombres y lo que dicen sobre cómo percibimos la naturaleza. La mayoría de las lenguas tienen ‘etiquetas’ distintas para las salamandras y los tritones, pero ¿en qué se diferencian exactamente?

Es como preguntar cuál es la diferencia entre las anacondas y las serpientes. Es decir, los tritones son salamandras. Más específicamente, una salamandra puede ser llamada tritón si pertenece a una subfamilia específica: Pleurodelinae.

Además, los tritones tienden a pasar la mayor parte de su vida adulta en el agua. Sin embargo, como vimos con el ajolote, hay excepciones (tritones terrestres y salamandras acuáticas).

Tritón crestado (Triturus cristatus). Por Tiberiu Sahlean | Shutterstock.com
Tritón crestado (Triturus cristatus). Por Tiberiu Sahlean | Shutterstock.com

Salamandras gigantes, sirenas y proteos

Las 10 familias de salamandra se dividen en tres subórdenes: Cryptobranchoidea, Sirenoidea y Salamandroidea.

Con esta breve introducción al mundo de las salamandras, sólo podemos esperar arañar la superficie. Después de todo, hay cientos de especies diferentes. Por lo tanto, he seleccionado tres salamandras más para representar cada suborden.

Cryptobranchus alleganiensis, el anfibio más grande de Norteamérica, es comúnmente conocido como salamandra americana gigante. En inglés es comunmente conocida como ‘maestro del infierno’, ‘diablo de barro’ o ‘mocoso‘.

Salamandra americana gigante (Cryptobranchus alleganiensis). Por Jay Ondreicka | Shutterstock.com
Salamandra americana gigante (Cryptobranchus alleganiensis). Por Jay Ondreicka | Shutterstock.com

A continuación, tenemos otra salamandra acuática: la sirena. Sólo quedan dos especies pertenecientes al género siren, la sirena menor y la mayor. Y otras dos especies de sirenas enanas. Todas las especies de sirenas viven en el sureste de los Estados Unidos.

Las sirenas tienen cuerpos largos, parecidos a los de las anguilas y, al igual que los ajolotes, tienen branquias externas. Además de la forma de su cuerpo, lo que los distingue de otras salamandras es que carecen de patas traseras.

Siren (genus). Por Stan Shebs [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html), CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) or CC BY-SA 2.5 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5)], from Wikimedia Commons
Siren (genus). Por Stan Shebs [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html), CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) or CC BY-SA 2.5 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5)], from Wikimedia Commons
Por último, tenemos unas de las salamandras más pequeñas, los proteos. Se trata de criaturas que habitan en cuevas y que son nativas de los Alpes Dináricos de Eslovenia y Croacia.

El hecho de habitar en un entorno oscuro ha condicionado que el tener una buena visión no suponga ninguna ventaja evolutiva. Parece que no tienen ojos, perorealmente están cubiertos por la piel. Esta adaptación hace que sean ciegos, pero conservan cierta fotosensibilidad y siempre nadan lejos de la luz.

Para compensar su falta de visión, el “hocico” de la cabeza del proteo está lleno de quimiorreceptores, mecanorreceptores y electrorreceptores altamente sensibles.

Sorprendentemente, estas salamandras pueden vivir más de 100 años.

View post on imgur.com


Zoo Portraits Shop

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here