Aves expertas en camuflaje, de colores imposibles, formas increíbles o únicas en la evolución.

El reino animal es fascinante. En él conviven miles y miles de especies, cada cual con unas cualidades únicas que han adquirido por adaptación al medio. En algunos casos estas adaptaciones llevan a algunas de estas especies a un punto de rareza que parece casi de película de ciencia ficción.

La lista de animales fascinantes en ese sentido es tan extensa que podría escribir durante semanas. Así que poco a poco os iremos hablando de algunos de estos animales. Hoy, 10 aves fascinantes y extrañas que no deberías dejar de conocer.

Kakapo

Se trata de una especie de loro endémico de Nueva Zelanda que no puede volar. De hecho, es el único loro que no puede hacerlo. Debido a la ausencia de depredadores en su hábitat de los que huir, estas aves fueron evolucionando hasta perder esta capacidad y adquirir un tamaño considerable (miden hasta 64 cm). Tienen hábitos nocturnos y un grave problema para el apareamiento. La introducción de especies invasoras por parte del hombre (como ratas y gatos que atacan huevos y crías) sumado a los intervalos de 2 a 4 años entre puesta y puesta de huevos convierten a este animal en una de las especies en grave peligro de extinción en nuestro planeta (tan solo 126 ejemplares vivos).

Kakapo - Foto de jidanchaomian | Flickr.com
Águila filipina - Foto de Edwin Verin | Shutterstock.com

Águila filipina

Es el águila de mayor tamaño en el mundo, endémica de Filipinas, en peligro grave de extinción. Estos animales se alimentan principalmente de monos y lémures voladores de un modo curioso: No cazan solos y mientras un miembro hace de señuelo, los otros atacan por sorpresa los grupos de monos. Poseen unas plumas largas en la cabeza que expanden a modo de cresta, lo cual les da un aspecto curioso y único. Es la única ave de presa con ojos azules en el mundo, con los cuales puede ver 8 veces la distancia que alcanza a ver una persona.

Fregata

Son las únicas aves marinas que presentan dimorfismo sexual. Los machos son mucho más vistosos que las hembras y poseen una gran bolsa de color rojo en su cuello que inflan en época de apareamiento para atraer a las hembras. Miden un metro de largo. Pese a ser aves marinas, rara vez caen al agua. No tienen la capacidad de arrancar el vuelo desde el mar así que utilizan sus garras para atrapar peces planeando sobre la superficie.

Fregata - Foto de Don Mammoser | Shutterstock.com
Kiwi - Foto de John Camemolia | Shutterstock.com

Kiwi

El kiwi es un ave endémica de Nueva Zelanda que no puede volar (son aves corredoras). La característica principal de estos animales es que ocupan el nicho ecológico que en otros lugares pertenecen a mamíferos. Además, comparten características similares con estos en la adaptación al medio y evolución, como las plumas parecidas a pelo o las fosas nasales al final del pico. Otra cualidad asombrosa es que ponen huevos extremadamente grandes para su tamaño. Estas aves están amenazadas y sus principales causas son los armiños, perros y otras especies invasoras introducidas por el hombre.

Podargo de Ceilán

Es un ave experta en camuflaje. Su colorido y capacidad de permanecer totalmente quieta la convierte en un tronco más del entorno. Poseen una cabeza igual de ancha que el cuerpo y una boca enorme. Son aves de hábitos nocturnos que pasan desapercibidas durante el día. Producen una serie de sonidos muy curiosos y característicos de la especie que en el caso de la hembra terminan con una especie de hipo. Viven en el sur de la india y Sri Lanka.

Podargo de Ceilán - Foto de PhotoBarmalesy | Shutterstock.com
Cálao de yelmo - Foto de Thipwan | Shutterstock.com

Cálao de yelmo

Estas aves son extremadamente curiosas por su aspecto. Poseen una protuberancia sobre sus picos sólidas de un material parecido al marfil. Otras especies de cálaos tienen estos “cascos” huecos y son de un tamaño inferior. El cálao de yelmo es la especie de mayor tamaño de todas.  Además, tienen el cuello descubierto de plumas de un color rojo intenso en los machos y turquesa en las hembras.

Picozapato

Es una de las aves más altas del planeta (más de 1,5 m de altura) y aspecto prehistórico. Habita en ciénagas africanas y está en grave peligro de extinción. Su aspecto entrañable recuerda a una marioneta del fallecido Jim Henson, pero detrás se esconde un ave sumamente agresiva con otros animales, incluidos sus hermanos. Las hembras suelen poner dos huevos, y de los dos pollos nacidos surgen, a medida que crecen, trifurcas donde el perdedor es abandonado por la madre a su suerte y posterior muerte.

Picozapato - Foto por abxyz | Shutterstock.com
Potoo - Foto por Fabio Maffei | Shutterstock.com

Potoo

Son animales nocturnos con un plumaje que durante el día les da la apariencia de un tronco de árbol. Tienen un pico muy pequeño pero su boca es extremadamente ancha, lo cual les ayuda a atrapar polillas y otros insectos en la noche. No construyen nidos, sino que depositan sus huevos en ramas o troncos rotos, aunque la principal rareza de estos animales es el aspecto que le otorgan sus ojos amarillos. Cuando éstos están abiertos el animal adquiere un aspecto entre cómico y terrorífico que no puede dejar de llamar la atención.

Casuario

Es la segunda ave más grande del planeta después del avestruz y la más peligrosa de todas. Tiene unas potentes garras con las que ataca cuando se siente amenazada. Su aspecto es extremadamente curioso y primitivo. Tiene unos colores muy vivos y extraños en su cabeza y cuello que cambian según su estado de humor, un casco sobre la cabeza, plumas a modo de pelo sobre el cuerpo, alas diminutas que no utiliza y unas grandes patas. Son muy veloces y son las aves que emiten sonidos de más baja frecuencia (a veces no perceptibles al oído humano). No tienen lengua, son solitarias y es el animal vivo más cercano a los extintos dinosaurios.

Casuario - Foto de picattos | Shutterstock.com
Hoacín - Foto de Marcos Amend | Shutterstock.com

Hoacín

Estas aves no tienen parientes genéticos y son extremadamente peculiares. Desde que nacen hasta que son adultos poseen garras en la punta de las alas que utilizan para trepar entre la vegetación donde habitan. Es una de las pocas aves estrictamente herbívoras que existen y la única con un sistema digestivo similar al ganado. Pasan horas posados digiriendo su alimento y el gran tamaño de su estómago les dificulta mucho poder volar. Otro dato curioso es que las crías pueden nadar cuando se lanzan desde las ramas para evitar un peligro y volver a trepar posteriormente. Los adultos no pueden nadar.